Maybelline Dream Satiné Fluido

¡Garçon! Una de mousse por favor…

Yo, a día de hoy, aún no encontré la base de maquillaje perfecta en cuanto a color se refiere, el ser tan blanca es lo que tiene, que cualquier base, como no se adapte bien bien bien a tu piel te deja el tan odiado efecto “máscara”, es decir, que se nota el maquillaje y claro, precisamente lo que no queremos es eso. El caso es, que por eso, cada vez que se me acaba una base intento probar otra nueva para ver si algún día de estos (espero que sea pronto…) doy con el tono idéntico al de mi piel; aunque lo veo difícil.

¿Dónde la compre?¿Realmente es necesario? Yo personalmente la compré en Mercadona pero vamos…que en cualquier súper a pie de calle, por no decir perfumerías, drogueríasetc la podeís encontrar… en cualquier sitio, la marca es muy conocida así que por eso, problemas cero. Ahora bien, una cosa es que esté disponible en cualquier establecimiento y otra cosa es…¡Qué esté al mismo precio!, no es la primera vez que me llevo un mini-cabreo por encontrar algo más barato al día siguiente…Pero bueno, en general, como os digo, en cualquier sitio encontráis la marca Maybelline y esta base.

La línea por decirlo de alguna manera es la Dream satiné fluido; hace un rato entré en la página de Maybelline y no he visto maquillaje compacto de esta línea, así que parece ser que solo lo encontramos en versión fluido.
Más cosas. El formato. Es el típico botecito de cristal con el dispensador (apretas y chuf, sale). Ni que decir tiene lo antieconómicos que son este tipo de frascos ¿pero no se dan cuenta? ¡Claro que se dan cuenta, por eso lo hacen! Así no acabas el producto y tienes que volver a comprar otro antes de lo previsto…bueno, es la picaresca de las compañías cosméticas, no me parece mal teniendo en cuenta que nosotros tenemos la nuestra : yo siempre acabo desencajando el dispensador y aprovecho al máximo la base, es mi forma de rebelarme contra estos envases tan poco aprovechables. Viene con su tapita transparente correspondiente, que por cierto yo siempre pierdo y poco más; tamaño normal, 30 ml..no sé, en ese sentido bastante asequible para el precio que tiene. Eso si, pesa lo suyo, cuando lo tengo que llevar en el bolso…se nota y bien.
¿Hablamos también de las pegatinas? Bueno, pegatinas…yo llamo “pegatinas” a la información que viene en el envase con la capacidad, país de fabricación…como sabéis en la mayoría de los envases esto se puede despegar, dejando visible otra parte que suele indicar los componentes específicos que se han utilizado: en este caso también aparece e incluso un número de información gratuita 900 10 01 81 ( yo por dar información que no quede).

Para mi una de las cosas más importantes es la siguiente: Tonos. No hay muchos, tampoco pocos, podemos decir que asequible nuevamente, quizás 5 ó 6, de los más claros a los más oscuros, como siempre, esto no es nada nuevo. Yo por mi parte, compré el llamado “nude” (21 de numerito) y tengo que decir que no se adapta demasiado bien a mi tipo de piel. Soy blanca, muy blanca, elegir una base me cuesta, pero bueno, tengo un par de ellas que me van más-o-menos bien. La base que yo elegí es nude, os podéis imaginar el tono, es bastante claro, el problema es que tira un pelín a amarillo y mi piel tira más a rojo-rosa, de ahí que diga que no se adapta demasiado bien. Lo más curioso es que en la página web puedes hacer una especie de test para saber cuál sería tu base ideal y yo lo hice, por curiosidad, no sea que me hubiese confundido yo de tono y el más claro no fuese el nude (que ya me ha pasado…). Lo hice, seleccioné mi piel como muy clara tirando a rosada y como resultado obtuve el Dream satiné nude ¡Pues mentira! Porque me tira a amarillo. También quiero decir que no es algo exagerado, tira un poco a amarillo si, y yo soy más de piel rosada si, pero vamos, que me la puedo poner perfectamente (echando un poco menos eso si). ¿Lo uso? Si, lo tengo que acabar, no voy a comprar otro porque no se puede tirar el dinero así ¿Lo volvería a comprar? NO.
Y no solo por esto, hay mas razones. Y son:

El tipo de textura. Es una textura bastante agradable,muy suavecita, se trabaja genial la verdad…se nota el efecto Mousse. Ah, que no lo he dicho, es maquillaje mousse, y de verdad que se nota: muuuy muuuy suavecito, da gusto. Cubrir cubre, a mí me parece que bien, esto es más bien subjetivo, depende del grado de imperfecciones que tengamos o de cómo queramos que sea el resultado final. Yo prefiero un resultado más natural pero aun así, me parece que cubre bastante bien. Os podría hablar de la aplicación, tampoco me extenderé: brocha, manos, esponja…yo personalmente la trabajo con esponja y muy bien, también lo he hecho con los dedos, la textura como digo es muy trabajable. El problema, lo que quería realmente destacar: es una textura más bien grasa, deja la piel como a mí me gusta: con un ligero brillito (como cuando tienes iluminador, como de piel resplandeciente…) y no la piel mate mate mate, que personalmente a mí no me gusta, se ve la piel apagada…pero esa textura grasa no solo es textura son también efectos secundarios: granitos, por la obstrucción de los poros. En este sentido no lo recomiendo para pieles con problemas, “ensucia” demasiado la piel. Yo no me maquillo todos los días, y por eso no me supone un graaan problema pero aunque no soy especialista en la piel, me arriesgo a afirmar que este maquillaje día tras día probablemente no resulte demasiado beneficioso.

Hablemos del precio. Ya os digo, en Mercadona, hace un tiempo (no lo compré ayer…) rondaría unos 10 euros, no recuerdo exactamente, pero no más.
Qué os puedo decir del olor…os puedo decir que no es para nada desagradable, pero tampoco es de esas bases que dices ¡Ay, pero qué bien huelee!, dejémoslo en normal, neutro.

Resumen- resumencillo: para pieles sin problemas de imperfecciones y esas cosas probablemente venga geniaal, el acabado es bastante bonito ( y eso que yo con el tono no acerté del todo…), piel aterciopelada, cubriente. Bien. Pieles con tendencia acneica y esas cosas: desde mi punto de vista nada recomendable, muy pesada, “ensucia”, densa. Por cierto no he hablado del tema “pore minimizer” que se supone que tiene, que alisa los poros vamos…os puedo decir que no, pero no lo veo como un punto negativo porque es algo que han puesto de moda casi todos los maquillajes y no es más que un reclamo publicitario…no desaparecen los poros así porque si, igual os disimula un poquito, bueno…pero no debe ser esa la razón para comprar una buena base, que no dañe la piel está por encima de eso.

¡Hasta la siguiente!

Maquillaje compacto Couvrance de Avène


Por dónde empezar…

Bien, creo que lo más acertado es empezar por la necesidad que me llevó a usar este tipo de maquillaje.

En mi caso tengo una piel bastante problemática, rojeces, un leve acné que me mejora por temporadas, piel muy sensible y un tono muy claro, sí, ese tono blanco nuclear…Como os podéis imaginar, en estas condiciones, no me puedo permitir usar los productos que me de la gana, aunque también es verdad que siempre compro alguna cosilla poco recomendada para mí, normalmente cuando me veo la piel mejor. El caso es que debería de utilizar siempre, y cuando digo siempre, es SIEMPRE, productos no comedogénicos, oil free, para pieles sensibles, con factor de protección alto y que me vayan bien. ¿Existen? Pues parece que sí, normalmente son de farmacia o parafarmacia, también quizás un poco más caros, pero evidentemente más saludables que el resto de marcas que se comercializan en cualquier supermercado o droguería tipo L’oreal, Maybelline, Astor…
Hace un par de meses, decidí ser estricta con estas cosas, comprar solo productos que me fueran bien para mi tipo de piel y por eso decidí comprarme este maquillaje de la marca Avene.

Os cuento mi experiencia con Avène y qué nos ofrece esta marca.

Avène no es nuevo para mí, la hemos utilizado desde hace muchos años en mi casa para la protección solar facial, concretamente del 30 y del 50, la normal y la que tiene color, que por cierto nunca le acabé de pillar el truco al color, me veía muy anaranjada, pero eso lo comentaré en otra opinión. Por lo tanto no es una marca nueva para mí. Siempre me fue bien.

Hace unos años, tomé un tratamiento para el acné, la hidratante que me mandó el dermatólogo era Cleanance, de la misma marca, para pieles con estos problemas, también me fue bien; otro producto más a conocer, y a partir de ahí he ido comprando por mi cuenta más cosas porque sé queme viene bien y porque sé que no es dañino para mi piel.

Porqué me mandó mi dermatólogo esta marca y porqué he comprado este maquillaje. La razón es muy simple. Me imagino que ya sabéis que una de las razones por las que aparece o empeora el acné es por la obstrucción de los poros, para que eso no suceda tenemos que utilizar cremas sin aceites y no comedogénicas, es decir, que no ensucien el poro. Y todo esto promete Avene, por eso la utilizo.

Su amplia gama de productos lleva como componente estrella el agua termal que tiene unos beneficios increíbles para la piel, la calma un montón y la deja muy suave.
A partir de ahí podéis encontrar de todo: cremas para el acné, par la rosácea, protección solar, mascarillas hidratantes, sérums, agua termal, maquillaje…y todo estupendísimo para la piel.

El maquillaje compacto de avene. Tenía mis dudas sobre si comprar este o el fluido, mis dudas principalmente se debían a las opiniones de algunas chicas en foros de Internet, decían que era muy espeso, muy denso, difícil de aplicar y extender, que si era más bien corrector etc…Pero no se porqué pero lo compré igualmente, me gusta probar las cosas y decidir por mí misma, y así lo hice. Voy ahora a especificar un poco más del producto en sí:

Se trata de un producto indicado para pieles con patologías, examinado por cirujanos plásticos y dermatólogos lo que nos ofrece ya cierta confianza en él. Como está especialmente indicado para pieles sensibles, es hipoalergénico, no lleva perfume, es no comedogénico y con protección UV. En cuanto a las patologías que he mencionado antes, se encuentran, como bien dice su prospecto:

-Rojeces difusas: eritrosis, cuperosis, rosácea
-Rojeces residuales post-tratamientos: laser, dermoabrasión
-Hematomas, post-cirugía estética o reparadora
-Cicatrices recientes o antiguas
-Dermatosis hiperpigmentadas: manchas de embarazo, manchas de nacimiento o despigmentadas: vitíligo
-Erupciones cutáneas: acné u otra clase de granos
-Estrías tatuajes, pequeños vasos aparentes
-Ojeras
-Tez pálida, apagada.

Como ves este maquillaje está indicado para una gran variedad de problemas cutáneos, unos más habituales que otros. Por otro lado, que no tengas ningún problema en la piel no es razón para no usar este tipo de productos, al contrario, ya sabéis, más vale prevenir que curar.
Hablemos un poco de los diferentes formatos.
En cuanto a las texturas, aparte del compacto está el fluido, quizás más fácil de aplicar pero menos cubriente por lo que dicen, tampoco lo puedo garantizar porque yo el fluido no lo he probado. Lo que sí llevan todos es protección solar: sé que tienen del 15, de 30 y de 50 pero no sé si depende del formato o en cualquier formato puedes encontrar los tres factores. En mi caso el mío, compacto, es de 30.

Por ultimo en cuanto al formato, hay una división entre pieles secas y pieles normales, mixtas o grasas. La diferencia fundamental es que mientras que las texturas para pieles secas son solo no comedogénicas, las texturas para pieles grasas o mixtas son, además, oil free, es decir, libre de aceites.

Ahora toca los tonos, hay muy pocos tonos, 4 ó 5, sí, una faena, pero también es verdad que son los más habituales: para las más blanquitas, natural, morenas y muy morenas, así que difícil será que uno u otro no nos quede bien.

Cómo viene el maquillaje. Pues en una cajita, con sus indicaciones correspondientes. Se trata de una “polvera” redondeada con dos compartimentos, uno para el producto y otro para la esponjita. El tamaño es genial para llevar a cualquier lado. En ese sentido es muy práctico.

La cantidad. 9,5 gr de producto, me durará bastante, lo sé, sobre todo porque no hace falta coger demasiado producto ya que cubre bien, eso si, si se aplica bien.
Bueno creo que con esta serie de pinceladas ya os hacéis una idea de que tipo de producto es, para quién está indicado, y que es lo que ofrece. No obstante, os dejo la dirección de su web para que podáis echar un vistazo a todos sus productos donde os detallan perfectamente cada uno.
Ahora os cuento cuál elegí yo, dónde y cómo me ha ido.
Me compre mi maquillaje compacto, en la parafarmacia de El corte inglés, maquillaje compacto en el tono 02 “natural” con protección 30, oil free y para pieles grasas mixtas; me lo dio la chica aunque yo sabía más o menos cuál me correspondía, lo digo porque siempre es mejor preguntar antes de coger el equivocado. Por supuesto no comedogénico, como todos sus productos. En cuanto al tono, cogí el natural porque ahora en verano estoy más morenita, pero mi color correspondiente para el resto del año sería el 01. Es verdad que no tiene muchos tonos, pero también es verdad que es modulable: echas menos, tono más ligero, echas más, tono más subido. Lo mismo ocurre con el tipo de cobertura, en general es denso, pero si lo aplicas ligeramente queda muy natural, si quieres que recubra más porque tienes más imperfección pues aplicas más. Se puede aplicar las veces que se quiera, y si se hace bien, no tiene porqué quedar efecto máscara.

Llegué a casa y me lo apliqué, un desastre, se me notaba un montón, se marcaba todo, ya pensaba que había tirado 20 euros a la basura…lo intenté de nuevo al día siguiente y el resultado fue excelente ¿la diferencia? El modo de aplicarlo. Es lo más importante, lo fundamental. La primera vez que me lo apliqué lo hice con la esponja que viene, cogiendo un poco de producto (antes mojé la esponjita en agua que lo recomiendan porque realmente es muy seco) y apliqué por toda la cara, como cuando te aplicas maquillaje fluido con esponja. Ese fue mi error. Lo que hice al día siguiente es aplicarlo a toques, apretando bien la esponjita pero sin arrastrar; se tarda bastante, tres veces más que si aplicas otro maquillaje, pero la diferencia entre aplicarlo bien y aplicarlo mal es bestial. Estoy convencida de que muchas mujeres que hablan de este maquillaje mal, que les queda efecto careta etc, es porque no lo aplican bien. Yo recomendaría darle una oportunidad.

Una vez que se pilla el truco es pan comido, y los resultados son excelentes, nada de efecto careta, muy natural pero al mismo tiempo maquillada. Digo esto último porque muchas veces el maquillaje “muy natural” es precisamente el que te camufla tan poco que es como si no te hubieras echado nada. Con este maquillaje es al contrario, te camufla lo que quieras, pero el resultado realmente es como si no llevaras nada. Me alegro mucho de haberle cogido el truco, al principio me asusté un poco por si me había equivocado con la compra, no tanto por el dinero si no porque era un buen producto, bueno para mi piel y me daba pena no poderlo utilizar.

En cuanto al precio me costó 22,50 no es tan caro, está entre los 18 y los 20 pero lo compré en la parafarmacia de El corte inglés…así que no recomiendo nada comprarlo allí. Solo se vende en farmacias y parafarmcias, pero en cualquiera que vayáis lo encontrareis seguro.

Como conclusión:

-Fantástico producto para pieles con problemas, sensibles, o pieles normales que quieran cuidar los productos que se utilizan
-Pocos tonos pero los necesarios están
-Cubriente y modulable en cuanto color y cobertura
-Para pieles grasas mixtas o secas y normles
-No comedogénico
-Resistente al agua
-Oil free (pieles grasas/mixtas)
-Muy práctico para llevar en el bolso
-Excelente relación calidad—precio
-Cunde mucho puesto que no hace falta coger demasiado producto
-Resultado muy natural y sin efecto careta (bien aplicado)
-LO MÁS IMPORTANTE: la aplicación. De verdad, es fundamental, es lo que diferencia que quede bien o mal, efecto máscara o natural. Yo como he dicho lo aplico a toques, presionando bastante pero sin arrastrar nada, insistiendo en las zonas que quiero que cubra más, Si encontráis la forma de aplicar bien este producto no vais a querer utilizar otro.

Espero que sirva mi experiencia, a veces pensamos que un producto es malo y lo que ocurre es que no lo utilizamos bien. A las que lo tengáis en casa muerto de risa os animo a darle una segunda oportunidad, y a las que estén pensando en comprarlo, ¡que no tengan miedo!, es fantástico.

¡Hasta la próxima!